La Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), informó que 98 extranjeros fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes para ser deportados a sus países de origen, debido a los sucesos violentos en los que derivó el acercamiento de un grupo de migrantes al perímetro de seguridad de agentes federales, que resguardaban la zona fronteriza del paso México-Estados Unidos, en la garita de El Chaparral.

Mediante un comunicado se dio a conocer que los artículos 115, 143 y 144, fracción cuarta, de la Ley de Migración, establecen que el INM cuenta con los mecanismos de retorno asistido y deportación para hacer abandonar del territorio nacional a aquel extranjero que violente las disposiciones contenidas de ley en la materia.

El INM informó que buscará la causa que provocó a los migrantes a cruzar ilegalmente a los Estados Unidos y reforzará la frontera de México con elementos de la Policía Federal.

Además, se mantiene atento a las investigaciones que realizan las autoridades correspondientes para dar con más implicados en los hechos registrados el pasado domingo 25 y, posteriormente, en caso de que proceda, realizar su deportación inmediata.

 

--
POB/PSC