Este martes 20 de noviembre, Andrés Manuel López Obrador dijo que podría haber perdón para los casos de corrupción que se hayan cometido en el pasado, ya que considera que el país no debe "empanatanarse" en estar persiguiendo a presuntos corruptos.

Durante una entrevista, al término de la ceremonia que se realizó en conmemoración del inicio de la Revolución Mexicana, el presidente electo de México, realizó esta declaración a los medios de comunicación, tras asegurar que no es su "fuerte" la venganza.

"Que se acabe la historia trágica, horrenda de corrupción, de impunidad, que se acabe la política antipopular y entreguista y que comencemos una etapa nueva, que ya inicie con una historia, y que hacía adelante no haya perdón para ningún corrupto, que ya no se perdone a nadie y que se pueda juzgar al presidente si es corrupto, a sus funcionarios y a sus familiares, y que se destierre la corrupción de México para siempre".

--

POB/PSC