La dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), negó que los ediles afiliados, sean presionados por la Secretaría General de Gobierno (SGG), para ceder parte de sus recursos públicos a cambio de esquemas de seguridad pública, incluyendo la incorporación del operativo "Escudo Zaragoza".

Javier Casique, líder del PRI en Puebla, precisó que desde el inicio de sus administraciones -15 de octubre-, su partido ha mantenido comunicación con los 79 presidentes municipales a fin de brindar acompañamiento en el proceso de revisión de la entrega-recepción, incluyendo la seguridad que priva en sus comunidades, y se garantice la gobernabilidad.

Luego de los señalamientos de José Juan Espinosa, presidente de la Mesa Directiva del Congreso, en el sentido de que la SSG está condicionando la asistencia, aseguró que no se ha hecho un señalamiento directo en donde hayan condicionado algún programa social o de seguridad en los que sí se liberen recursos a cambio de firmar un convenio.

Sin embargo, dejó en claro que en caso que se confirme algún tipo de presión en contra de ediles priistas, realizarán las denuncias correspondientes para que se actúe en consecuencia.

--

POB/PSC