El estado de Puebla tiene una competitividad “baja media”, indica el Índice de Competitividad Estatal 2018 (ICE), elaborado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) en el que se mide la capacidad de atraer y retener inversiones.

El estado poblano se ubica lejos de los líderes del ranking, encabezado por la Ciudad de México, Querétaro, Nuevo León, Aguascalientes y Coahuila.

En este nuevo ranking, Puebla cayó una posición al ubicarse en el lugar 19. En 2014, la entidad poblana se ubicaba entre los estados con competitividad media alta.

Imagen: IMCO

Pese a los resultados del 2018, el IMCO considera que Puebla es un «ejemplo exitoso» donde el gobierno realizado obras importantes en la ciudad capital que le ha permitido atraer inversiones. Sin embargo, señala que el «defecto del modelo poblano» es «la pertinencia de las obras, el costo y la transparencia en la asignación de las mimas, así como la transparencia en el financiamiento».

El ICU evalúa a las 78 zonas metropolitanas –compuestas por 379 municipios– más importantes del país a partir de 90 indicadores. En dicho ranking, la zona Puebla-Tlaxcala registra una competitividad “media alta”; en contraste, la zona de Tehuacán tiene una competitividad baja.

Tehuacán, la ciudad segunda ciudad más importante de Puebla, está en la posición 23 entre las que habitan de 250 a 500 mil habitantes; solo por encima de municipios como Cárdenas, Tabasco; La Piedad y Zamora, Michoacán; y Cuautla, Morelos.

Imagen: IMCO

 

 


POB/LFJ