Emmanuel Macron, presidente de Francia, anunció el incremento al salario mínimo a partir del próximo año, así como el recorte de impuestos para jubilados y pensionados, en respuesta a la serie de protestas violentas que se han presentado en diferentes ciudades de este país.

En un mensaje televisado, Macron sostuvo que las medidas económicas planteadas por su gobierno permitirán mantener el gasto bajo control: “Responderemos a la urgencia económica y social con medidas sólidas, reduciendo los impuestos más rápidamente, manteniendo nuestros gastos bajo control, pero no con un giro en U”.

Asimismo, calificó como inaceptable la violencia que se ha presentado en las recientes protestas contra el incremento de impuestos y al precio de los combustibles, las cuales han causado destrozos en las ciudades más importantes de Francia.

El presidente de Francia se reunió en el Palacio Presidencial con políticos locales, nacionales, sindicatos y representantes empresariales para escuchar sus demandas.


POB/AAG