María Maricela Caleco Torres, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP) señaló que el 72 por ciento de los pacientes desde la adolescencia y hasta la etapa adulta, están durmiendo menos de 8 horas diarias.

Además, advirtió que más de la mitad de la población “anda medio despierta o medio dormida”, lo cual es un riesgo significativo para la salud de las personas y se pueden provocar accidentes.

La también especialista en trastornos del sueño, comentó que durante la etapa del sueño no solamente existe una consolidación de los diferentes estadios del sueño, sino que existe una reparación celular importante, que en caso de no hacerlo, tiene una repercusión muy grave en la actividad neurocognitiva de cada individuo.

Explicó que si a esto le agregamos que muchas veces los adultos compartimos este mal dormir con los más pequeños y con los que convivimos en la casa, estaremos hablando de repercusiones mucho más serias, ya que se modifican los hábitos de cada uno de los miembros de la familia.

Dijo que se ha observado que el individuo que duerme menos de ocho horas diarias tiene un mayor riesgo o predisposición al consumo de diferentes tipos de drogas o estupefacientes, como pueden ser el tabaco, alcohol y cualquier otra sustancia que cauce codependencia y vaya en perjuicio de la salud.


POB/PSC