El sobrecosto en los uniformes escolares de Puebla, la calidad de los zapatos entregados por el gobierno, así como las condiciones de reconstrucción en los 106 municipios afectados por el sismo del año pasado, fueron las críticas que este miércoles expresaron los diputados del congreso local durante las comparecencias a los titulares de las secretarías de Educación Pública y Desarrollo Social.

Ignacio Alvízar Linares, titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), responsabilizó al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de otorgar el certificado de calidad sobre el calzado gratuito que el gobierno del estado de Puebla entregó a los escolares de educación básica, por lo que deslindó a la dependencia del tema.

“El Conacyt fue quien nos dio el certificado de calidad de los zapatos y con respecto al tema del sobrecosto, desconozco el mismo”, reiteró.

Lo anterior, después que la diputada del Partido Encuentro Social (PES), Mónica Lara, cuestionó que el cargo por cada par de zapatos fue de 156.6 pesos, por lo que la derogación real era de 6 mil 800 millones de pesos.

“Las compras las realiza la Secretaría de Finanzas y el precio lo determina la Cámara Nacional de la Industria del Calzado y así se factura (…) Yo no tuve nada que ver en ese asunto. Nosotros hicimos solo gestión, lo demás fue proceso administrativo”, contesto el funcionario.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), Roberto Villareal Vailón, reconoció que las tarjetas Bansefi para los afectados por el sismo del 19 de septiembre fueron entregadas tarde, lo que retrasó la reconstrucción.

Asimismo, a un año del siniestro, ex funcionario reveló que hubo fallas en el censo de los damnificados, el cual fue responsabilidad del gobierno federal.

Dijo que los 120 mil pesos entregados a los afectados fueron insuficientes para tener una vivienda digna para aquellos que perdieron su casa durante el temblor: “Uno de los eventos que marcó la administración estatal actual fue el sismo de septiembre del año pasado, impactando el patrimonio de los poblanos e incluso algunos perdieron la vida”, mencionó.

Informó que hubo mil 500 acciones adicionales a través de Fuerza México y en total 2 mil 332 familias poblanas fueron beneficiadas por el censo del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

En un tiempo récord de 5 minutos, el funcionario desglosó las acciones realizadas en este 2018 por el gobernador Antonio Gali Fayad. En ese tiempo, incluyó que la Sedeso aplicó dos programas de respuesta inmediata, haciéndose cargo de dos centros de mando en Izúcar de Matamoros y otro en Chiautla de Tapia.


POB/AAG