De acuerdo con información emitida por la Presidencia de la República, la actual administración no recibió un listado del catálogo de arte que se encontraba en la residencia de Los Pinos, y así como encontraron las instalaciones fueron reabiertas al público.

La Presidencia reportó que no fueron encontrados colchones, almohadas y hasta enseres históricos, como una colección de cucharas que datan del porfiriato.

Se aclaró que, una parte de la colección regresó a la Secretaría de Hacienda y otras obras más a sus dueños, ya que eran prestadas.

Debido a que la anterior administración no entregó un listado del catálogo de arte que ahí se encontraba, el espacio quedó vacío, tal cual se puede observar en las visitas que el público realiza.

El 30 de noviembre de 1934, al jurar como Presidente de la República, Lázaro Cárdenas decidió no vivir en el Castillo de Chapultepec, para abrirlo al público. De esa decisión surgió la Residencia Oficial de Los Pinos.

Durante 84 años fue la residencia oficial de 13 presidentes, excepto Adolfo López Mateos, quien no vivió ahí. Los Pinos abarca un espacio de 56 mil metros cuadrados, catorce veces más grande que el de la Casa Blanca en Estados Unidos.

La Residencia Oficial de Los Pinos abrió sus puertas al público para convertirse en el Complejo Cultural Los Pinos desde el pasado 1 de diciembre. En su primera semana, más de 100 mil personas lo han visitado.

 

--
POB/PSC