Foto: Agencia Enfoque

La Secretaría de Marina (Semar) descartó la presencia de explosivos o sustancias ajenas al combustible, que hayan ocasionado el desplome del helicóptero en el que viajaban Martha Erika Alonso Hidalgo y Rafael Moreno Valle, exgobernadores de Puebla, en unos terrenos de cultivo del municipio de Coronango.

En rueda de prensa, Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, explicó que los restos del helicóptero en el que viajaban fueron analizados, de manera cuidadosa y exhaustiva, por elementos de la Semar, a fin de esclarecer el incidente, en el que también murieron los capitanes Marco Antonio Tavera Romero y Roberto Coppe Obregón, así como el asistente del senador, Héctor Baltazar Mendoza.

El funcionario federal insistió que el gobierno federal –encabezado por Andrés Manuel López Obrador – ha puesto todos sus recursos y personal técnico y especializado en las investigaciones a nivel nacional e internacional.

“Acudiremos a la comisión correspondiente de Canadá y también de algunos países de la Unión Europea. Se pondrá en mano de todos aquellos investigadores que sean parte del proceso, esto es lo que queremos decir, que no habrá ninguna restricción para que conozcan los elementos que hoy han sido recogidos por nuestros investigadores para que hagan sus propios análisis y hagan sus propias conclusiones”, añadió.

En su turno, Carlos Morán, titular de la Subsecretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), aclaró que la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, ya no participará en la investigación, debido al cierre de actividades gobierno en Estados Unidos.

No obstante, adelantó que la investigación será acompañada por especializas de Canadá y de Europa, con la intención de esclarecer las causas del desplome del helicóptero.

Morán apuntó que se encontró la “unidad de adquisición de datos de vuelo” –similar a la caja negra de un avión –en la que se almacenan datos como revoluciones del motor, posición del vuelo, temperatura de la aeronave, mientras haya permanecido en vuelo.

El funcionario federal acotó que el helicóptero en el que viajaban los exgobernadores de Puebla, se habría impactado de forma inversa, es decir, “de cabeza”.

“Aparece el patín de cola elevado, el rotor en la parte inferior (…). Daremos a conocer las causas del percance en los próximos días, una vez que tengamos la participación de todos los investigadores”, detalló.

El pasado lunes 24 de diciembre, el helicóptero en el que viajaban la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle, se desplomó. El percance provocó la muerte de todos los tripulantes, incluidos dos pilotos y el asesor de la bancada del PAN en el Senado.

De acuerdo con autoridades federales, la aeronave cayó a las 14:40 horas sobre un terreno de cultivo del municipio de Santa María de Coronango, a 10 minutos de despegar del helipuerto el Triángulo de las Ánimas, ubicado en la ciudad de Puebla.

Alonso Hidalgo y Moreno Valle realizaban un viaje rumbo a la alcaldía Miguel Hidalgo en la Ciudad de México, a bordo del helicóptero tipo Agusta, matrícula XEABON, propiedad de la empresa Servicios Aéreos del Altiplano.


POB/AAG