Exabogado de Trump, a prisión; actriz porno deberá indemnizar al presidente

Organizó pagos a la ex modelo de Playboy Karen McDougal y a la actriz porno Stormy Daniels, para que no revelaran sus relaciones extramaritales con Trump.

Michael Cohen, abogado personal del presidente Donald Trump, fue condenado este miércoles a tres años de prisión por una serie de delitos, entre los que destaca el pago secreto a una ex modelo de Playboy y una actriz pornográfica para no revelar las relaciones extramaritales con su jefe.

Ante el Juzgado de Distrito, el abogado Cohen también se declaró culpable de engañar al Congreso de Representantes sobre sus gestiones en favor de la construcción de una torre Trump en Moscú, por lo que aceptó –en silencio- la sentencia emitida por el juez William H. Pauley.

Asimismo, también admitió la violación a las normas de financiamiento de campaña a la presidencia de Donald Trump, al organizar pagos a la ex modelo de Playboy Karen McDougal y a la actriz pornográfica Stormy Daniel, para que no revelaran sus relaciones extramaritales con Trump.

El caso tomó relevancia hace unos meses, cuando Stormy Daniels exigió que se le levantara la prohibición de hablar, a la prensa, sobre el presunto amorío con el presidente Donald Trump.

En tanto, James Otero, juez federal de Distrito de California, ordenó que la actriz porno Stormy Daniel, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, tendrá que pagar a Donald Trump 293 mil dólares en honorarios legales y sanciones, por el delito de difamación contra el ahora presidente de Estados Unidos.

De acuerdo con el caso, Stormy Daniel y Donald Trump tuvieron un encuentro –de común acuerdo – en julio de 2006; sin embargo, la actriz porno alega que la relación continuó hasta 2007, cuando el magnate ya estaba casado con su esposa Melania. Además, Stormy Daniel afirmó que Michael Cohen le pagó 130 mil dólares a cambio de firmar un acuerdo de silencio sobre su relación extramarital con el ahora presidente.

Durante el juicio, el abogado de Trump confirmó que abonó esa cantidad, pero negó que su cliente hubiera tenido una aventura amorosa con esa estrella porno.


POB/AAG