Al menos 38 universidades y organismos civiles exigieron al gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador un alto a la inseguridad y violencia que se vive en Puebla, donde además se conjuga una pobre procuración de justicia en contra de los ciudadanos.

A través de un desplegado, publicado en un diario de circulación nacional, los organismos detallan que –de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP)– de enero a octubre de este año se han cometido 1,620 homicidios, 41 secuestros, 153 extorsiones y 5,015 robos de vehículos con violencia en la entidad.

“Actualmente, Puebla se ve afectada por la delincuencia organizada, el robo de combustible (con más de 11,240 tomas clandestinas) y el robo al transporte público en carreteras (con 2,207 eventos en este año) son los delitos que a diario se presentan en nuestra entidad y que aumentan la incidencia en delitos de alto impacto del fuero común”.

Aunado a lo anterior, los firmantes señalaron que en Puebla hay una pobre procuración de justicia, y como muestra expusieron que en la entidad hay 0.6 policías por cada 100 mil habitantes, cuando la media es de 1.8 policías.

La misiva –dirigida a Andrés Manuel López Obrador – es firmada por la UMAD, UDLAP, BUAP, UPAEP, Anáhuac Puebla, Consejo Coordinador Empresarial, Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla, Canacintra, Coparmex, CMIC, Canaco, IMEFI, Canadevi, Canirac, y entre otras agrupaciones empresariales y de la sociedad civil.

Al presidente Andrés Manuel López Obrador pidieron que Puebla sea prioridad en el Plan Nacional de Seguridad, para atender principalmente el robo de combustible y la delincuencia organizada.

A los legisladores federales pidieron tipificar como delito grave la ordeña en ductos de Petróleos Mexicanos, y la portación ilegal de armas de fuego.

Al gobierno de Puebla solicitaron cumplir con su labor de combatir debidamente la inseguridad, la corrupción, la delincuencia organizada, así como destinar mayores recursos para la capacitación del personal y la compra de equipo para combatir la inseguridad.

Al Congreso de Puebla pidieron etiquetar el presupuesto necesario para el próximo año en materia de seguridad pública.

A los presidentes municipales entrantes solicitaron elaborar un plan de seguridad que considere el combate frontal a la delincuencia.

Y a la ciudadanía, pidieron buscar un cambio de actitud que favorezca la seguridad, el combate a la corrupción y la impunidad, así como apoyar a las autoridades en la realización de las tareas.


POB/AAG