El cierre de la incorporación de la lateral de la autopista al Periférico Ecológico –donde se construye el Paso Superior Vehicular por parte del gobierno de Puebla – provoca que los recorridos hacia la Ciudad de México se dupliquen en tiempo, generando caos y tráfico en la zona.

En un viaje realizado por Poblanerías se constató que a un usuario promedio le toma hasta 20 minutos pasar del Periférico Ecológico –a la altura de Coronango – hacia la autopista México-Puebla, con sentido a la Ciudad de México.

El paso es obligado para miles de automovilistas y camiones de carga que transitan por la zona.

En sentido a Valsequillo, la incorporación de la autopista México-Puebla hacia el Periférico Ecológico también está cerrado, por lo que los usuarios de la vía deben salirse a la altura del bulevar Hermanos Serdán para acudir al centro de la capital del estado.

Los trabajos se mantendrán los próximos meses, pues el gobierno del estado construye el Paso Superior Vehicular de la lateral norte del Periférico Ecológico, que beneficiará a más de 40 mil habitantes de la zona, con una inversión federal y estatal de 54.5 millones de pesos.

La obra incluye un distribuidor vial, una vialidad de 400 metros y un retorno vehicular, con la intención de agilizar la circulación. Además contará con iluminación, jardinería y drenaje, a fin de evitar la inundación en temporada de lluvias.

Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz
Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz
Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz


POB/AAG