Francia da marcha atrás en subir impuestos, tras protestas

Edouard Philippe, primer ministro de Francia, consideró que 'ningún impuesto merece poner la unidad del país en peligro'.

El gobierno de Francia anunció que suspenderá el incremento al precio de los combustibles y servicios públicos, luego de las protestas callejeras que se realizaron este fin de semana, en las que se registró la quema de autos y saqueo de tiendas comerciales.

Edouard Philippe, primer ministro de Francia, consideró que “ningún impuesto merece poner la unidad del país en peligro”, por lo que el alza de impuestos que se consideraba a partir de enero, tendrá un retraso hasta el próximo verano, si las condiciones económicas de los franceses lo permiten.

Durante los disturbios, más de 100 personas resultaron heridas y 412 fueron detenidas el pasado fin de semana en París. Las protestas más importantes se presentaron en la popular avenida de los Campos Elíseos, en el Arco del Triunfo y en la Tumba al Soldado Descocido, cuyas calles lucieron abarrotadas de personas, se quemaron al menos 12 autos y se registró el saqueo de tiendas comerciales.

“Esta violencia debe terminar”, mencionó Philippe, al anunciar que el precio de la electricidad quedará congelado hasta mayo de 2019, como medida para mejorar el poder adquisitivo de los franceses.

En su turno, Benjamin Cauchy, uno de los líderes de las protestas, relató a agencias de noticias que este medida solo “es un primer paso, pero no nos conformaremos con las migajas”, por lo que previó que las protestas continuarán.

También fue confirmado por Segolene Royal, candidata a la presidencia Francia quien también se ha unido a las manifestaciones: “Esta decisión debía haberse tomado desde el inicio, tan pronto como surgió el conflicto”.

Finalmente, Marine Le Pen, la líder de ultraderecha, criticó la decisión calificándola de escasa. En un tuit escribió que “obviamente no cubre las expectativas de los ciudadanos franceses que luchan con la precariedad”.

 

 


POB/AAG