Un grupo de aproximadamente 3,500 personas que trabajan en el Poder Judicial de la Federación (PJF) ha promovido 512 amparos colectivos en contra de la Ley Federal de Remuneraciones, que fue acompañada por una reforma al Código Penal federal, el cual implica sanciones contra los trabajadores del servicio público que ganen un salario mayor al presidente.

Las reformas al Código Penal federal que entrarán en vigor en 2019, establecen que las personas que trabajen en el servicio público, y que ganen más de 108 mil pesos, pueden ser encarcelados hasta por 14 años, por el delito de remuneración ilícita.

El Poder Judicial se ha opuesto a la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, que busca la reducción de los sueldos de los altos funcionarios.

Este martes 4 de diciembre, durante su conferencia de prensa, el Presidente López Obrador, dijo que si los funcionarios públicos están inconformes con ganar menos de 108 mil pesos mensuales, pueden optar por trabajar en el sector privado.

“Un servidor público no sólo ganará 105 mil pesos, si no que va a tener el honor de servir al pueblo ¿no les parece por que es poco dinero?, entonces vayan al sector privado, donde tampoco ganan mucho”.


POB/PSC