El primer rompecabezas de la historia fue publicado el 21 de diciembre de 1913 en el periódico New York World por Arthur Wynne, un periodista inmigrante proveniente de Inglaterra, que elaboró el llamado «word-cross» (palabra-cruz).

Wynne fue presionado para ocupar un espacio en una página de dicho diario, la cual se encontraba a punto de ser impresa, y utilizó este espacio para revivir el juego de palabras acróstico con palíndromos que conocía desde su infancia.

Este poseía un sistema similar al de un crucigrama, aquellos que se utilizaban en la antigua Pompeya en el siglo I.
Se desconoce por qué se le atribuye a Wynne la autoría del primer crucigrama del mundo.

Desde el principio, quedó claro que la publicación realizada por Wynne se hizo muy popular, diez años después dos jóvenes que buscaban ser editores publicaron el primer libro de crucigramas.

Wynne se convirtió en empleado de la empresa King Features Syndicate. Él no se benefició directamente de los muchos periódicos que utilizaron este servicio de distribución. No había podido patentar el concepto de crucigrama, porque este tenía demasiados antecedentes en la Antigüedad.

Foto: Wikimedia

POB/PSC