Jacinto Herrera Serrallonga, consejero presidente del Instituto Electoral del Estado (IEE), se deslinó de los señalado por el magistrado José Luis Vargas, quien presentó el proyecto de anulación de la elección a la gubernatura de Puebla, y afirmó que no es una sentencia firme ni definitiva, pues se trata de una postura personal. Además acusó que hay una campaña de desprestigio hacia el órgano comicial local por parte de la máxima tribuna electoral del país.

Al fijar su postura en rueda de prensa, la autoridad local, advirtió que no habría preguntas ni respuestas pero dejó muy claro que el magistrado no actuó con imparcialidad.

Al leer su comunicado, expresó que el IEE siempre ha actuado con apego a los principios rectores de la función electoral y que resguarda los paquetes electorales de la elección como marca la ley.

“La voluntad popular se depositó en las urnas y esos votos fueron contados por los funcionarios de casilla y posteriormente se hizo el cómputo de los mismos, todo ello con la presencia de los partidos políticos sin excepción”.

En ese tenor y después del conteo, -continuó Herrera Serrallonga- se tomó la decisión de resguardar los paquetes en los recintos oficiales con la autoridad electoral capacitada para ello y custodiados por la policía estatal, por lo que afirmó que “que los mismos nunca estuvieron abandonados o en posición de personas no autorizadas por tanto no existió ninguna manipulación de su contenido”.

Detalló que en estas mismas bodegas donde se resguardaron los paquetes electorales de la votación del 1 de julio, también se han guardado los de otras elecciones desde 1998 es decir, paquetes de 8 ordinarias y seis extraordinarias sin que exista antecedente de ingreso de alguna persona ajena a este espacio.

Justificó que el no entregar la bitácora solicitada pero el TEPJF, es por que no existe tal procedimiento, por lo que no hay ninguna irregularidad en el mismo.

POB/PSC