Después de varias reuniones entre autoridades estatales del área de Finanzas y los diputados del Congreso del Estado, se logró un avance en la Ley de Ingresos del Estado al modificarse el proyecto original.

Con ello, se prevé que el programa de fotomultas se mantendrá al mismo costo, pero el 40 por ciento del dinero obtenido se destinará a los municipios involucrados para movilidad urbana.

En relación a las modificaciones al Impuesto Sobre Nómina (ISN), sigue la pugna entre ambas partes.

Diputados continúan analizando los contribuciones que pretende cobrar el gobierno estatal para el siguiente año, las cuales se estima haya reducciones del 20 hasta el 50 por ciento en 150 partidas de derechos, las cuales se consideran en el proyecto de iniciativa que sigue sobre la mesa para su revisión y aprobación.

A ocho días de que concluya el 2018, aún sigue sin definirse el Paquete Fiscal 2019, sin embargo, el próximo miércoles 26 de diciembre se prevé se concreten y quede lista la Ley de Ingresos del Estado con los ajustes de mutuo acuerdo (gobierno y diputados), sin que se afecte la administración financiera del estado.

Al respecto, el coordinador del PT, José Juan Espinosa Torres, dejó en claro que la disminución de un punto porcentual al ISN no afecta las participaciones federales, toda vez que este gravamen no es el único factor para el reparto del ejercicio fiscal 2019, pues se involucra el impuesto predial y el cobro del agua potable.

“Es una mentira que reduciendo el ISN se afectarán las partidas federales como lo comentó Manuel Arceo, asesor de la Secretaría de Finanzas, tan es así que el gobierno federal dará a Puebla unos 3 mil 500 millones más, que no estaban considerados en el Presupuesto de Egresos Estatal que envió José Antonio Gali Fayad, y que no dependen de la baja del 3 al 2 por ciento”, explicó el legislador.


POB/AAG