LITERATURA: Los Aforismos De La Liquidez II

Del papel moneda, solo sabemos que nos puede otorgar algo a cambio, no sabemos nada del tiempo de vida invertido en lo que consumimos.

LA-BARCA-DE-LOS-LOCOS

La Eternidad Vacía.

IX. Si anhelar vivir eternamente es un error según Schopenhauer; si desear la perpetuación del individuo es atroz porque tendría que desear la eternidad de mi egoísmo, de mi vanidad, de mi narcisismo, de mi animalidad, de tantos instantes y rostros que quisiera olvidar; entonces, esta existencia fue el resultado de un soñador que quería despertarse de un horrible sueño.

X) Uno de los pensamientos más aterradores de la ultra modernidad; es que pareciera un agudo observador, detectó un abismo en el centro del alma de los solitarios bípedos. En el momento que dejaron de orar, en el momento que empezaron a dudar sobre el gran otro que los escuchaba; en el instante que descubrieron su inmensa soledad, empezaron a necesitar expresar ese remanente de alma podrida como un fruto que se echa a perder con el tiempo en el piso después de su caída, esos restos de espíritu en una red social. El resultado fue encontrar que los pensamientos tardomodernos son frívolos hasta la ridiculez, un confesionario a la vista de todos. Una falsa sensación de comunidad llevo a la humanidad a enajenarse obteniendo recompensas y aprobación social; el mar de la información que es el océano materializado de la otredad, sin saberlo; una comunidad de pensamientos uniformes confiesan entre sí sus afinidades, teniendo el poder de depurar lo que los contradiga y los haga pensar; no afirmarse, ni pensar; solo buscan ecos de sí mismos. El alma postmoderna está reduciéndose a ser un mercado.

XI) No tener músicos como Bach, Beethoven, Brahms, Mahler. Habla de la inmensa decadencia del siglo XXI; si bien estos gigantes del arte son irrepetibles, hoy le dicen artista a cualquier músico que hace reguetón, por ende: consideramos a la música más popular del nuevo siglo, el reflejo de una época, su legado y alma.

XII) La eternidad no existe sin el arte: ¿Qué pasaría con el Dios Cristiano sin las esculturas y pinturas de Miguel Ángel? ¿Qué sería de la Cristiandad sin Bach? ¿Existe Roma sin Cicerón y su República? ¿Cuál habría sido el destino de los griegos sin Homero? ¿Qué recordarán en 300 años de nuestro arte y de nuestra sociedad?

XIII) Lo que se considera arte en la postmodernidad, es el peor síntoma de su decadencia. Le propicia sudores fríos, le muestra el poder de la enfermedad terrible que padece: “su atroz falta de alma y ontología”; el postmoderno se siente artista sin dominar los estilos de siglos anteriores, difícilmente crea, a veces imita sin saberlo. La muerte del arte; será la muerte de Dios pronosticada y materializada.

XIV) ¿El arte tiene criterios y cánones? Según Borges el arte tiene como fin: hacer permanente lo que está en el devenir; es decir, hacer que permanezca lo que es en sí impermanente, evanescente, materializar el alma, hacer objetivo lo subjetivo.


POB/LFJ