La noche de este jueves 13 y la madrugada del 14 de diciembre, una lluvia de Estrellas Gemínidas alcanzó su punto máximo, donde se podían observar al menos 2 estrellas fugaces cada minuto. Para apreciar este fenómeno fue necesario estar en un lugar con cielo despejado, y sin contaminación lumínica, condiciones óptimas que permiten apreciar a simple vista este fenómeno, como ocurrió en el Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl, en Puebla.

Foto: Pablo Spencer
Foto: Pablo Spencer
Foto: Pablo Spencer
Foto: Pablo Spencer

Foto: Pablo Spencer

POB/PSC