La lluvia de Gemínidas puede verse desde el 7 al 17 de diciembre y alcanzará su máximo apogeo la madrugada del jueves 13 al viernes 14.

Se trata de la lluvia de meteoros más intensa del año –según la NASA– y, a diferencia de los cometas que producen la mayoría de las lluvias de meteoros, las Gemínidas emanan del asteroide 3200 Faetón, descubierto en 1983 por el satélite IRAS (Infrared Astronomical Satellite o Satélite Astronómico Infrarrojo, en idioma español), de la NASA.

“De todos los torrentes de escombros a través de los cuales pasa la Tierra anualmente, el de las Gemínidas es por mucho el más masivo”, dice Bill Cooke, el astrónomo de la NASA.

3200 Faetón mide 5,10 kilómetros y se acerca al Sol cada 1,4 años, pero, además, es el asteroide que más se aproxima de todos los cuerpos celestes conocidos, incluido Mercurio. Esta aproximación hace que algunos de sus residuos se quemen formando la cola de grava que da lugar a las Gemínidas.

La lluvia de Gemínidas tendrá su mayor actividad cerca de las 02:00 horas del viernes 14, por lo que, se podrán avistar entre 40 y 30 meteoritos por minuto.

Llevan este nombre porque el punto del cielo de donde parecen “nacer” estos meteoros, lo que se llama su radiante, es la constelación de Géminis. La cual está situada cerca de Orión.

Se pueden observar en ambos hemisferios, aunque se ven mejor en el norte. Se recomienda a las personas alejarse de las grandes ciudades, ya que cuanto más despejado y oscuro esté el cielo, mejor se verán.

Un lugar ideal en Puebla es el Paso de Cortés, ubicado entre los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

 

 


POB/LFJ