OPINIÓN: El juego de las percepciones en Puebla

La ventilación del proyecto para anular las elecciones en Puebla, es una batalla digital para manipular la percepción.

AAG-PUEBLA-PUBLICA

La reciente ventilación de uno de los proyectos en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) –en el que se propone la anulación de las elecciones a la gubernatura en Puebla – es fiel reflejo de los tiempos de posverdad en los que vivimos.

El magistrado José Luis Vargas Valdés, ponente del caso ante el Máximo Tribunal Electoral del país, aclaró que el ejercicio de hacer público el proyecto tiene el fin de apegarse al principio de Justicia Abierta, transparencia, discusión en la esfera pública, disminuir las especulaciones y frenar cualquier intento de presión política.

Y aunque Vargas Valdés no haya recibido presiones de manera directa para formular este documento. También indicó que hacerlo público lo blinda a él y al TEPJF de cualquier intento de presión política, de ambos lados:

1. Para conceder la ratificación a la panista Martha Erika Alonso como gobernadora de Puebla, electa por la mayoría de los ciudadanos el pasado 1 de julio, o bien,
2. Para anular la elección, lo que se entiende como un respiro en las aspiraciones de Luis Miguel Barbosa, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia.

Tras la ventilación del documento –alojado en internet –los grupos simpatizantes de Morena, PT y PES comenzaron a defender y alabar el proyecto de resolución; mientras que el bloque opositor de Puebla al Frente, lanzaron líneas para minar el camino y desvirtuar la calidad profesional del magistrado.

Es la batalla de la percepción pública

Unos utilizan la fuerza pejista en terreno digital, con los nuevos legisladores y autoridades locales de la alianza Juntos Haremos Historia, quienes se han caracterizado por respaldar ciegamente a Andrés Manuel López Obrador, incluida una pequeña- pero férrea – legión de robots para Twitter y Facebook.

Otros, ensimismados por la avalancha de mensajes en su contra, han optado por emplear grupos políticos reales, mezclados con los mismos ciberactivistas que han apoyado tanto a Rafael Moreno Valle, José Antonio Gali Fayad, y ahora a Martha Erika Alonso. La Fuerza Digital del Partido Acción Nacional lleva mano en las conversaciones hasta ahora en internet.

Y como en toda posverdad, las fakesnews no tardarán en salir, con denuestes hacia uno u otro candidato. Para ello, habrá que tener los ojos y oídos bien atentos, para que esos comentarios no mermen el sentido de nuestra opinión, y sea sólo con argumentos válidos y críticos los que prevalezcan en la conversación, principalmente digital.

En tanto, exijamos como ciudadanos que el TEPJF sí actúe en apego a la transparencia, de manera libre y respetando la voluntad popular emitida el pasado 1 de julio y resuelva, el caso de Puebla, sin presiones.


POB/LFJ