OPINIÓN: Mis pretextos para celebrar Navidad

Públicas confesiones de Nochebuena y Navidad.

Que esta época de Navidad sea el pretexto perfecto para:

– Desear la paz en el mundo (o al menos en tu casa)
– Leer 12 Cuentos Peregrinos de Gabriel García Márquez
– Comer spaguetti con piña y jamón
– Abrazar a tus seres queridos
– Escuchar las favoritas de rock
– Beber ponche con/sin piquete
– Trabajar mediodía
– Jugar con los sobrinos
– Decirle a los papás que los quiero
– Levantarse tarde en las mañanas
– Ir a la iglesia por un buñuelo
– Llamarle a tu ex
– Intentar ver la saga completa de Starwars
– Romper la piñata
– Comenzar un viaje
– Resetear la vida
– Escaparse de vacaciones improvisadas
– Tomarse un café
– Arreglarse la barba y los chinos
– Acompañarla a ponerse uñas navideñas
– Regalar dulces en las calles
– Escombrar el clóset
– Recordar a tu ex fallecida
– Gritar en silencio
– Pedir el gas que se acabó
– Pagar las deudas
– Estar en un aeropuerto sin saber a dónde ir
– Desvelarse escuchando consejos ‘prácticos’ de las tías
– Aguantar al borracho de tu primo
– Reventar pirotecnia con tus sobrinos más grandes
– Recordar a los abuelos
– Mirar su carita toda preciosa
– Agradecer por haber llegado hasta acá
– Saber, por Facebook, que tus amigos borrachotes ya tienen familia
– Enterarse que serás tío postizo de un hermano que elegiste
– Vaciar el refrigerador y la alacena
– Poner las últimas luces que faltaron en tu casa
– Aprender a soltar
– Comprar regalos de último minuto
– Reir con memes
– Volver a reír con su risa

Finalmente, en esta Nochebuena me gustaría presentarles a Max Rinka, un joven ilustrador que por fin se lanza al estrellato.

Xmas, 2018. Ilustración: Max Rinka.

¡Feliz Navidad!

POB/AAG