El gobierno federal, en coordinación con el gobierno de Puebla, dispondrá de ayuda internacional para esclarecer el accidente del helicóptero Agusta matrícula XABON que se desplomó la tarde de este 24 de diciembre, provocando la muerte de Martha Erika Alonso Hidalgo, gobernadora de Puebla y su esposo Rafael Moreno Valle, senador de la República, así como de tres personas más.

En rueda de prensa en la Ciudad de México, Carlos Alfonso Morán, subsecretario de la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT), informó que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, colaborará en las investigaciones que corren a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Procuraduría General de la República, del gobierno de México.

En tanto, Roberto Ochoa, subprocurador de Control Regional, Procedimiento y Amparo de la Procuraduría General de la República (PGR), destacó que también el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) del gobierno de Estados Unidos participará en las investigaciones sobre el accidente, en el que también murieron los capitanes Marco Antonio Tavera Romero y Roberto Coppe Obregón, así como el asistente del senador, Héctor Baltazar Mendoza.

Por su parte, Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, reiteró que el gobierno de México -encabezado por Andrés Manuel López Obrador- no escatimará en recursos para brindar información clara, verídica y confiable sobre las causas que provocaron el desplome del helicóptero en un terreno de cultivo del municipio de Coronango, Puebla.

Durante la rueda de prensa, los funcionarios federales acotaron que agotarán todas las líneas de investigación, por lo que se requieren de los esfuerzos conjuntos de áreas técnicas, de aeronáutica y de inteligencia de máxima seguridad, con la intención de indagar de manera científica y técnica los hechos.


POB/AAG