Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, aseguró que el gobierno que encabeza tiene el compromiso de que se conozca toda la verdad con respecto al desplome del helicóptero en el que murieron dos pilotos, la gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso y su esposo el senador Rafael Moreno Valle, además de su asistente.

Durante su conferencia matutina de este miércoles 26 de enero, el titular del Ejecutivo federal también señaló que no asistió a la ceremonia luctuosa en la ciudad de Puebla, debido a la campaña de un grupo de "provocadores mezquinos", que han difundido la versión que señala al gobierno federal como el responsable de la muerte de Martha Erika Alonso.

"No quiero generalizar ni hablar de todos los conservadores, pero si hay un grupo muy mezquino, que en redes sociales ayer empezaron a hablar de la responsabilidad del gobierno que represento".

López Obrador señaló que estas personas son las responsables de las rechiflas y gritos que se emitieron durante la ceremonia luctuosa, en contra de Olga Sánchez Cordero, la secretaría de Gobernación.

El presidente también aseguró que su gobierno no está implicado en este acontecimiento y señaló que no se ocultará ninguna información; indicó que serán investigadores internacionales, de Estados Unidos, Canadá y Europa, quienes emitan un dictamen con respecto a los motivos del accidente.

"Nosotros no somos represores... nunca jamás actuaríamos en contra de nadie, por cuestiones de principios e ideales, esto tiene que ver con nuestros adversarios, y no con todos, son grupos neofasistas, que están muy enojados por el triunfo de nuestro movimiento y tratan de mancharnos y afectarnos".

López Obrador señaló que la zona donde cayó la aeronave continuará custodiada por el Ejército Mexicano, hasta que los expertos internacionales realicen sus diligencias.

--

POB/PSC