Este miércoles 5 de diciembre, Martha Erika Alonso, gobernadora electa de Puebla, encabezó una conferencia de prensa, donde señaló que el proyecto de nulidad de la elección del estado, carece de legalidad, certidumbre, imparcialidad y confunde a la opinión pública.

“La filtración contamina la imparcialidad del tribunal, generando presiones a fin de ganar en la mesa lo que no ganaron en las urnas”.

Martha Erika denunció que no se entiende la reunión previa entre el magistrado Vargas con Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación y solicitó al gobierno que no influya en estas decisiones.

También señaló que no entienden por que el proyecto de nulidad, presentado por el magistrado Vargas, da mayor importancia al “supeusto” de una falla en la cadena de custodia, que al conteo de votos realizado en repetidas ocasiones.

POB/PSC