Este sábado 8 de septiembre, el centro histórico de la ciudad de Puebla, cumple 31 años de haber sido declarado, en 1987, como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

La ciudad de Puebla fue fundada en el año de 1531, y ha conservado grandes edificios históricos, muchos de ellos religiosos como la Catedral, que data de los siglos XVI y XVII; palacios magníficos, como el del arzobispado, y un gran número de casas con paredes cubiertas de azulejos.

La UNESCO señala que el barrio barroco de la ciudad es único en su género, debido a la adaptación local de los nuevos conceptos estéticos, surgidos de la fusión de los estilos arquitectónicos y artísticos de Europa y América.

Con la declaración de Patrimonio de la Humanidad, se busca preservar y dar a conocer sitios de importancia cultural o natural excepcional para la herencia de la humanidad.

La zona delimitada y protegida incluye 391 manzanas, con un total de 2,619 inmuebles históricos, de estos 19 fueron construidos entre los siglos XVI y XIX, y 61 de ellos son religiosos, mayormente católicos.

Foto: Pablo Spencer
Foto: Pablo Spencer
Foto: Pablo Spencer
Foto: Pablo Spencer
Foto: Pablo Spencer

POB/PSC