El gobierno estatal ha mantenido su postura de recaudar el 3 por ciento del Impuesto Sobre Nómina (ISN) al sector empresarial, y argumenta que solo se pretende privilegiar a las empresas, en contraparte los diputados locales insisten en reducir un punto porcentual, considerando que es una manera de apoyar la permanencia del empleo.

Después de largas horas de reunión, entre los diputados y asesores financieros de la Secretaría de Finanzas y Administración, se logró recortar las propuestas de reducción en las 460 contribuciones que cobra la administración estatal.

Sin embargo, los jaloneos se mantienen por la disminución de ISN, en los siguientes días, toda vez que el gobierno estatal señala estar de acuerdo con la baja del porcentaje, el cual únicamente se traducirá en 1 por ciento, pues se le regresará a los empresarios, siempre y cuando cumpla con los requisitos siendo el principal, «no tener adeudos anteriores».

Manuel Arceo García, asesor del secretario Eduardo Tovilla Lara, argumentó que la gobernadora Martha Erika Alonso está en la mejor disponibilidad de disminuir el gravamen pero únicamente en un punto porcentual.

Advirtió que hay una pérdida de 3 mil millones de pesos, que afectaría a municipios, con la disminución generalizada del 1 por ciento, que representa 1,900 millones de pesos, cantidad que se sumará a los más de 9 mil millones de pesos que el gobierno federal redujo al presupuesto para Puebla.

Asimismo, defiende los recursos porque ya se tienen comprometidos para cumplir los compromisos de campaña de la gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo y para pagar las obligaciones financieras heredadas por las administraciones pasadas, como el pago mensual del Museo Internacional Barroco y el Centro Integral de Servicios.

POB/PSC