La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó la suspensión temporal de los efectos de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, la cual busca regular los salarios de los trabajadores asalariados por el Estado.

Esta ley fue propuesta ante la Cámara de Diputados por Morena, partido político al que pertenece el presidente Andrés Manuel López Obrador y con ella se busca que ningún servidor público gane más que el Presidente de la República, cuyo salario se establece en 108 mil pesos mensuales.

La suspensión otorgada por la Suprema Corte, ante una acción de inconstitucionalidad promovida por los Senadores opositores a Morena, obliga a que el Presupuesto federal 2019, considere que los salarios de burócratas y organismos descentralizados sean establecidos sin tomar en cuenta la Ley de Remuneraciones, y solamente se determinen con respecto a lo que indica la Constitución.

Diputados federales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional (PAN), se manifestaron a favor de la decisión de la Suprema Corte, que ha ordenado suspender la aplicación de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Durante su conferencia matutina, Andrés Manuel López Obrador, señaló que respetará esta decisión de los magistrados, pues aseguró que la administración que él encabeza es un cambio de régimen, donde «no existe un poder que subordine a otro».

«Nosostros decidimos de conformidad con la ley, promover la reducción de salarios de altos funcionarios públicos, por que son salarios exagerados, ofensivos… Es una artibitrariedad y no sucede esto en otros países, son los funcionarios públicos mejor pagados del mundo».

López Obrador indicó que todas las personas que se inconformaron con esta Ley -trabajadores del Poder Judicial y legisladores de oposición- están en su derecho.

Con respecto al Presupuesto Federal 2019, el presidente también manifestó que es una facultad exclusiva de la Cámara de Diputados, y que es un tema que aún no está resuelto, ya que serán los diputados quienes decidan en el Congreso.


POB/PSC