A través de un desplegado, los Senadores del Partido Acción Nacional (PAN) afirman que el “máximo Tribunal Electoral del país ejerce directamente violencia política contra Martha Erika Alonso Hidalgo”, y aseguraron que ella es la gobernadora electa y a quien se le puede revocar su constancia de mayoría al anularse la elección.

En este documento, 15 de los 24 integrantes de la bancada panista en el Senado, quienes son 12 son mujeres y 3 hombres, acusan que el magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que tuvo a su cargo el análisis de la impugnación de la elección a gobernador en Puebla, José Luis Vargas Valdez “ejerce una presión en contra de la candidata ganadora”.

Los legisladores panistas señalaron que es “preocupante” que se pretenda anular una elección ganada por una mujer, la cual durante la campaña estuvo expuesta a discursos de descalificación por parte de sus adversarios políticos.

Entre los panistas que firmaron este desplegado, no se encuentran los ex dirigentes nacionales de Acción Nacional, Damián Zepeda Vidales y Gustavo Madero Muñoz.

Algunos otros argumentos expuestos por los senadores, fue que les “resulta alarmante” que la única elección a titular del Ejecutivo que se encuentra en riesgo de ser anulada es, en la que resultó ganadora una mujer.

 

 


POB/PSC