El gobierno federal anunció que implementa una nueva política para garantizar el derecho humano a una alimentación suficiente, saludable y accesible, al mismo tiempo que promueve el consumo de productos nacionales, con la intención de impulsar al sector agropecuario mexicano.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México presentó la nueva Canasta Básica, que contiene 40 productos que aportan beneficios adicionales a la población.

«Un programa muy humano para que podamos combatir el hambre, la desnutrición y no se padezca la injusticia de no tener lo más elemental, lo básico, que es la comida».

Los alimentos que se incorporan a la canasta son: carne de res, puerco y pollo, tostadas, pan de caja y dulce, huevo fresco, pescado seco, agua purificada, golosinas de amaranto y cacahuate, puré de tomate envasado, frutas deshidratadas, jamaica y tamarindo al natural, concentrados sin azúcar para elaboración de bebidas, gelatina, garbanzos, chícharos y soya, así como el cuadro básico de frutas y verduras, así como pilas.

Los 23 productos que conformaban la canasta tradicional seguirán ofertándose a través de la red de tiendas Diconsa. Estos son: maíz, frijol, arroz, azúcar, harina de maíz enriquecida, aceite vegetal comestible, atún, sardina, lenteja, leche fluida, en polvo y derivados de la leche, lo mismo que chiles envasados, café soluble con y sin azúcar, sal de mesa, avena, pasta para sopa, harina de trigo, chocolate y galletas en diversas presentaciones. Además, jabón de lavandería, jabón de tocador, papel higiénico, detergente en polvo y crema dental.

El mandatario recordó que la Canasta Básica es una acción del gobierno federal vinculada directamente con el sector agropecuario, por lo que ya se encuentra en marcha el programa Precios de Garantía que pagará lo justo a productores de granos básicos.

POB/PSC