Si el estado pretende rescindir la concesión del servicio de agua a la empresa Agua de Puebla para Todos, tendría que pagar más de 5 mil 200 millones de pesos, que incluyen la deuda de más de 3 mil millones y mil 200 millones de pesos de inversión, más algunos otros montos que están en las cláusulas del contrato, advirtió el director general de la empresa Héctor Durán Díaz.

En entrevista al término de la sesión de la Comisión de Medio Ambiente, en donde se presentó el plan de trabajo legislativo para el primer año de labores, mencionó que, como cualquier otro contrato puede ser cancelado, pero esta acción debe estar sustentada legalmente y podría haber consecuencias.

Precisó que esta cancelación generaría el pago de una penalización, y el reembolso de los 1,200 millones de pesos que han invertido en infraestructura hidráulica durante los cuatro años que llevan operando, además de los 3 mil millones de pesos que calcula el Soapap de indemnización, en total serian mas de 5 mil 200 millones de pesos.

"Hay cláusulas de penalidad y hay cláusulas de reembolso de lo que ya se invirtió en infraestructura. Reitero no se puede saber el monto exacto porque depende de la temporalidad de cuando se diera esta conclusión".

Con respecto al tema de haber congelado las tarifas, Durán Díaz precisó que, por mantener los mismos cobros por el servicio, Agua de Puebla dejará de percibir 75 millones de pesos este 2019.

"No frenará el Servicio ni las obras y las 32 zonas donde abastece el vital líquido no faltará en este año, pese a que no hay cultura de pago, pues hay un 40 por ciento de morosos además de que se requiere de un consumo responsable".

--

POB/PSC