Cada año surgen dudas entre los adultos de cuál es el mejor regalo para los niños; te ayudamos a encontrar las mejores opciones para obsequiar a los pequeños.

En primer lugar, es importante revisar cuáles son las formas en las que los niños están jugando y aprendiendo. La presencia de la tecnología en los hogares ha cambiado la forma en que los menores aprenden y se divierten.

De acuerdo con un estudio realizado en el 2017 por la Academia Americana de Pediatría, los niños de 2 a 5 años, están expuestos a las pantallas entre 30 minutos y una hora al día. Entonces, ¿qué debemos regalar? ¿significa esto que ya no sirven los juguetes convencionales?

Grecia Vargas de Santiago, psicóloga de Doctoralia, recomienda que, a la hora de comprar un regalo para un niño, se tome cuenta que en cuenta que además de divertirse, pueda desarrollar sus habilidades.

La psicóloga señala la importancia de moderar la cantidad de obsequios, ya que el niño debe aprender que las cosas se deben conseguir con esfuerzo, por eso, hace las siguientes recomendaciones:

De 12 meses a 2 años

Se trata de la primera infancia. En esta etapa es importante dar regalos que estimulen el desarrollo cognitivo, emocional, así como las destrezas motrices de los niños. Por ejemplo: juguetes musicales o juguetes con texturas, con el fin que vayan explorando el mundo que los rodea.

De 3 a 6 años

En esta etapa, el niño o niña ya posee una mayor capacidad de raciocinio, por lo que es recomendable dar juguetes relacionados con lo cognitivo. Tales son juegos de mesa, así como juguetes que les ayuden a desarrollar habilidades y talentos como deportivos, artísticos, entre otros.

A partir de los 9 años

Cuando el niño alcanza la etapa final de la niñez, se recomienda dar regalos relacionados con actividades que los hagan sentir mayores, como un buen libro o un videojuego adecuado a su edad.

Se recomienda también tomar en cuenta estas características que sirven como guía para hacer una buena compra:

● Revisa que los juguetes cumplan con las normas de seguridad. Entre otros, se debe tomar en cuenta que los juguetes no contengan piezas pequeñas, que sean fabricados con materiales no tóxicos, y evitar las puntas filosas, así como elementos de metal y vidrio. También es importante desechar las envolturas plásticas.

● Procura que fomenten la igualdad y las habilidades: es decir, buscar juguetes que eviten los estereotipos, y con con los que los niños pueden desarrollar habilidades sociales, físicas, emocionales, lingüísticas; así jugarán y aprenderán al mismo tiempo.

● Recuerda que un juguete más caro no es mejor: existen juguetes de diversos precios, sin embargo, el costo no garantizará la diversión de los pequeños, así que no te obsesiones con ello. Un juguete sencillo puede apoyar a la educación y al desarrollo de habilidades sin ser costoso.

 

 

 


POB/LFJ