El Gobierno de México, ofreció una disculpa pública a la periodista Lydia Cacho Ribeiro, por la detención arbitraria a la que fue sometida por diversas autoridades del Estado mexicano, las cuales constan en la resolución del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, publicada 31 de julio de 2018.

El acto fue encabezado por la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien de manera contundente señaló que «nunca más, en Gobernación, la censura tendrá cabida».

Olga Sánchez Cordero reconoció que el año pasado México fue el país con más periodistas asesinados, «es por ello que este acto representa el inicio de una política de Estado comprometida con quien se dedique a informar».

En su participación, y como responsable de ofrecer la disculpa pública a Lydia Cacho, a nombre del Estado mexicano, el subsecretario Alejandro Encinas expresó:

«Asumimos la responsabilidad del Estado sobre hechos ocurridos hace poco más de trece años. El país ha cambiado. El gobierno de México dejará atrás la simulación y enfrentará de manera firme la crisis humanitaria y de los derechos humanos que encara el país, para alcanzar la paz y la tranquilidad entre los mexicanos, garantizando a todas y cada una de las personas que viven o transitan por nuestro país, a los periodistas y defensores de derechos humanos de este país, el ejercicio libre de sus derechos».

En su oportunidad, la periodista y defensora de los derechos humanos, Lydia Cacho Ribeiro, manifestó que cada gobierno en turno se convierte en garante de la legalidad, y eso significa que asume responsabilidad. Agregó que este gobierno tiene la responsabilidad de utilizar los próximos seis años para crear verdadero Estado de Derecho, puntualizó.

POB/PSC