Ante las lagunas legales que existen en el marco jurídico del estado de Puebla, la coordinadora de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rocío García Olmedo, presentó una reforma constitucional al artículo 59 fracciones 17 y 19, a efecto de que se considere la forma de la votación que debe emitirse, por parte de los legisladores locales, para la elección del gobernador o gobernadora interina.

En el arranque del segundo periodo de sesiones ordinario, la priista expuso en sus argumentos que, derivado de la situación por la que atraviesa el estado, y de los «lamentables» hechos ocurridos del 24 de diciembre del 2018, en los que falleció la gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo, los legisladores se
ven en la situación de poder nombrar a sustituto temporal en el Poder Ejecutivo, pero como es algo atípico, la Constitución poblana no considera por cuántos votos podría quedar el nombramiento.

«Por todo lo expuesto, presento esta iniciativa, porque como no hemos tenido registro de un acontecimiento de esta naturaleza, y dándonos cuenta que hay una laguna en la Constitución, en cuanto al método de elección sobre el nombramiento de un gobernador (a) interino (a), que nos ha llevado a la incertidumbre
y en su momento a poder generar algún tipo de crisis político-social, respecto a la correcta interpretación jurídica y legal de cada uno de nosotros los legisladores actuales».

García Olmedo dijo que «dada la importancia y la trascendencia» que tiene un asunto de esta índole, no se puede considerar de ninguna manera que la designación del perfil se vote de manera simple, es decir la mitad más uno de los diputados, y consideró que lo ideal y legalmente correcto sería que esta designación prevea una mayoría de votos, es decir, que el aval de los diputados se traduzca en la suma de votos de las dos terceras partes de los que integran la Sexagésima Legislatura.

POB/PSC