Consejeros estatales del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentarán una impugnación en contra el nombramiento de Mario Bracamonte González como delegado provisional en Puebla, que también fungirá como presidente estatal, por designación de la dirigente nacional Yeidckol Polevnsky.

Respaldados por el grupo de Claudia Rivera, los consejeros Pablo Salazar, Damián Romero, Gerardo Domínguez e Iván Camacho, pedirán al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena no inicar el proceso de entrega-recepción con Mario Bracamontes; y que, el actual secretario general del partido, Edgar Garmendia de los Santos, sea el presidente estatal en Puebla.

Explicaron que la impugnación será ante las instancias internas del partido y de ser necesario, recurrirán al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), para que se «eche abajo» el nombramiento del delegado provisional, que ostenta Bracamonte González.

Entendemos que la principal forma a la que está recurriendo la secretaría general, en función de presidente, es mandar la propuesta al Comité. El Comité Ejecutivo Nacional va analizar si es viable y si no, vamos a seguir ostentando nuevamente el cargo de secretario general en funciones de presidente, lo mismo que Yeidkol, es la misma función que estamos haciendo ahorita, refirió, Edgar Garmendia de los Santos.

La semana pasada Yeidckol Polenvski anunció el nombramiento de Bracamonte, dándole la encomienda el terminar con el conflicto interno que prevalece en el partido y conducir la elección extraordinaria, en la que se elegirá a gobernador constitucional.

Para esta última tarea, Bracamonte González ejercerá 70 millones 310 mil 008.28 pesos; es decir, el 28.8 por ciento del monto aprobado por los diputados locales que fue de 243 millones 956 mil 221.75 pesos.

Este financiamiento público que recibirá la dirigencia estatal de Morena, lo obtuvo por el número de votos registrados el día de la elección a diputados locales del 1 de julio.

 

 


POB/PSC