Recientemente inició sus servicios la primera clínica de marihuana medicinal en México, tras la nueva regulación implementada por la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), que incluye lineamientos para el uso legal de la cannabis y sus derivados.

Dichos lineamientos de las autoridades mexicanas, solo permiten el uso de la planta con fines médicos, farmacéuticos y de investigación. Sativa Care es el nombre de la clínica y está ubicada en la Ciudad de México, algunos de sus servicios son libres de cannabis, pero la mayoría de los procedimientos que ofrece son basados en la marihuana y sus derivados.

En la página de internet de la clínica se puede obtener información sobre los tratamientos que se ofrecen, siendo en su mayoría los referentes a problemas de salud mental.

Es importante reconocer que la gran mayoría de las alteraciones mentales moderadas-graves tienen un componente de desregulación en la respuesta neurofisiológica del organismo, señala Sativa Care, y que el rol de la planta cannabis sativa en la salud de las personas gira en torno al sistema endocannabinoide.

También indica que, a partir de la autorización del uso de cannabis con fines medicinales en diversos países, un gran número de investigaciones se han propuesto como objetivo la identificación de los beneficios para la salud de esta planta, entre ellos los relacionados a la salud mental. A través de estos estudios se han identificado más de 60 compuestos de la planta cannabis sativa que pueden generar cambios en el organismo humano.

Además da a conocer que los beneficios destacados hasta el momento son una buena evidencia del uso del cannabis como medio de regulación de los dos últimos eslabones que componen el concepto de salud mental, aún falta por definir claramente los alcances del uso de la planta en la salud mental de pacientes.

 

 


POB/PSC