En la instalación de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa, la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que con dicha Comisión, se cumple el primer Decreto que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hizo el pasado 3 de diciembre.

La encargada de la política interior del país, acompañada del Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, expresó que el objetivo del Decreto presidencial es coadyuvar al esclarecimiento de la verdad, para dar satisfacción al justo reclamo de las madres, padres y familiares de los 43 jóvenes estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa, y para dar paso a la aplicación de la justicia a los responsables de esos hechos. Sin importar quienes hayan sido ni qué cargos ocupaban.

“Mi más respetuoso saludo y mi afecto sincero a los padres de las víctimas, en particular a las madres de los jóvenes normalistas, mujeres que al enorme dolor por la pérdida de sus hijos suman la angustia y la desesperación de no saber lo que realmente ocurrió”.

Santiago Aguirre, subdirector del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro ProDH), manifestó que el reto que enfrentará la Comisión no es menor, porque ésta “deberá romper los pactos de impunidad, que impiden saber qué pasó en el caso Ayotzinapa”.

Cristina Bautista Salvador, madre de Benjamín Ascencio Bautista, uno de los 43 estudiantes desaparecidos, señaló:

“No nos hemos rendido. Para nosotros como padres y madres ha sido muy difícil caminar cuatro años y tres meses sin nuestros hijos. El gobierno de Peña Nieto nos llevó con tantas mentiras desde que empezó. Se burló de nosotros como madres y padres de familia y como pueblo de México”.

La recién creada informó que se sesionará de manera ordinaria por lo menos una vez al mes, y podrá realizar cuantas reuniones de trabajo considere necesarias, mientras que su sede se establecerá en las instalaciones de la Secretaría de Gobernación.


publicidad puebla
 

POB/PSC