Emilio Baños Ardavín, rector de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), se pronunció por que la persona que ocupe la gubernatura interina, tenga la capacidad de congregar todas las fuerzas, y garantizar la mínima operatividad del estado, así como cuente con una visión y convicción democrática, para que garantice las elecciones extraordinarias en junio próximo.

Insistió que el gobernador temporal, que será nombrado por los diputados locales, tendrá como reto el garantizar la gobernabilidad en Puebla para ello, deberá de tener la habilidad de conciliar y armonizar intereses partidistas de todas laa fuerzas.

Baños Ardavín consideró que se debe implementar un mecanismo para lograr la unanimidad en el nombramiento, toda vez que sería garantía de la capacidad conciliatoria por parte de las fuerzas políticas en la Soberanía.

«Se requiere una persona y un gobierno que garantice un proceso electoral que todo hace ver que será en junio con la mayor equidad y transparencia, para asegurar una evolución hacia una democracia con más participación y certeza, que construya un escenario de futuro más esperanzador para nuestro estado».

POB/PSC