Este martes 22 de enero, el representante del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) ante el Instituto Nacional Electoral (INE) Juan Pablo Cortés Córdova, presentó un oficio dirigido a los 11 consejeros nacionales, en donde la fuerza política demanda que organice y realice el proceso electoral extraordinario en el estado de Puebla, a fin de garantizar la “equidad” en la contienda y la certeza sobre los resultados, toda vez, que consideró que en la elección pasada del 2018, el Instituto Electoral del Estado (IEE) actuó de manera parcial y con bastantes anomalías en el mismo proceso electoral.

A través de ese documento, Morena solicita oficialmente al INE atraiga la elección de la gubernatura de Puebla que se prevé se realice el próximo 2 de junio, ello tras el fallecimiento de la gobernadora electa Martha Erika Alonso Hidalgo.

Como parte de los argumentos que presentó la fuerza política para hacer esta solicitud a los consejeros nacionales, están los informes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y las declaraciones de los tres nuevos consejeros del IEE cuando comparecieron ante el órgano nacional en su calidad de aspirantes al cargo que ahora ostentan.

“Todo lo presentado prueba que las instituciones locales se encuentran debilitadas y la confianza en las mismas es prácticamente inexistente, estos factores afectan la paz pública, con lo cual se dificulta la organización pacífica de la elección, situación que podría tener como consecuencia una afectación a los principios de imparcialidad, certeza, legalidad,
objetividad y equidad”.

Finalmente, Cortés Córdoba dijo que también se argumenta en esta solicitud de atracción de la elección, la serie de omisiones de anomalías registradas por el organismo comicial local durante todo el proceso electoral y que fueron confirmadas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.


POB/PSC