A unas horas de que se realice el Consejo Estatal de Morena, en donde pretenden los asistentes acordar que, el candidato a gobernador (a) para la elección extraordinaria a la gubernatura lo designen las estructuras locales a través de encuestas, la dirigencia nacional de este instituto político designó a Mario Bracamonte González como delegado provisional en Puebla, con funciones de presidente de la dirigencia estatal.

En un documento la presidenta del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) Yeidckol Polevnski, hizo la designación del delgado, toda vez que el partido en Puebla estaba acéfalo, tras la renuncia de Gabriel Biestro Medinilla, quien fue electo diputado local. El documento indica:

«A fin de salvaguardar los derechos que le corresponden a Morena y con la finalidad que no se quede en estado de indefensión, al no tener órganos que lo representen, se designa de manera provisional a Mario Bracamonte González como delegado, en funciones de presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Puebla».

También se precisa que el cargo tendrá vigencia hasta el momento en que el CEN haga la designación correspondiente, y/o hasta que se lleve a cabo el procedimiento establecido en el transitorio sexto del estatuto.

Una vez que se ha nombrado al delegado provisional, ex secretario general de Morena, Edgar Garmendia De los Santos ya no podrá tomar decisiones sobre el partido ni de los procesos ni procedimientos internos.

Esta circular indica que entre las principales encomiendas que tendrá Bracamonte González será: terminar con el conflicto interno que prevalece en este instituto político y conducir la elección extraordinaria, en la que se elegirá a gobernador constitucional.

POB/PSC