OPINIÓN: Morena sin liderazgos, Puebla a la deriva

Los Barbosa, Espinosa, Armenta, Biestro, Rivera, Abdala, por mencionar solo algunos, no han logrado un liderazgo incluyente.

coloquio-de-los-perros-header

Andrés Manuel López Obrador es un líder natural; su presencia política y su influencia han sido construidas después de décadas de lucha incesante y permanente. El movimiento que creó y que lo hizo conseguir el poder lo construyó a partir del desgaste de partidos políticos e instituciones que ejercían el poder en México. Y de la pésima imagen de personajes símbolo de una estructura moribunda.

Su persistencia sí, pero también el desgaste y la no renovación de prácticas y actitudes del sistema político mexicano, en franco avance y continuo deterioro, lo convirtieron en el receptor, beneficiario, del descontento de la sociedad mexicana.

Así de fácil. No más. Tampoco menos.

Y la mayoría de quienes lo han acompañado en el logro de sus metas y objetivos, poco o mucho menos han contribuido al movimiento creado por Andrés Manuel, en respuesta a la sociedad mexicana. Se han sumado por conveniencia propia.

Insisto, la mayoría, que no todos, se sumaron cuando percibieron que el barco en el cual navegaban iba sin pausas al naufragio.

Abandonaron el barco a tiempo para sus conveniencias, para sus proyectos personales y para no perder el sustento.

Incluso quienes abordaron varios barcos antes de llegar al barco que López Obrador bautizo como Morena y que también al no garantizar sus expectativas y un viaje cómodo y a modo se subieron a tiempo al trasatlántico conducido por El Peje.

Por eso ahora no atan ni desatan. Luchan y pelean por satisfacer sus intereses particulares.

Se les va la vida por imponer un liderazgo no construido ni ganado, por denostar en privado o en público a sus compañeros de sector y de partido, por llevar agua a su molino, por imponer un liderazgo con diatribas y descontones, olvidando a quienes votaron por ellos y queriendo prolongar sus beneficios y ventajas con los mismos recursos que Andrés Manuel López Obrador ha combatido.

¿Nombres? ¡Puff! Todos. O casi todos. Pocos se salvan.

Los Barbosa, Espinosa, Armenta, Biestro, Rivera, Abdala, por mencionar solo algunos, no han logrado un liderazgo incluyente. Basan su lucha por conseguirlo en la diatriba y descalificación de quien presumen los amenaza.

Que Dios nos agarre confesados.

@luisenriquesf

facebook.com/luisenrique.sanchezfernandez
facebook.com/luisenriquesf
[email protected]


POB/LFJ