Al año, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende hasta 10 casos de niños intoxicados por la ingesta de pilas.

Yara Soriano, médico del IMSS indicó que se ha vuelto la principal causa de accidentes con los menores de edad y los juguetes, durante esta temporada.

“Algo que también hay que hacer énfasis a los padres es con las pilas, es muy común que lleguen a consulta porque el niño se tragó la pila, entonces esas pilas que hay para juguetes electrónicos producen en el estómago quemaduras”.

Otro de los casos frecuentes es por la interacción con piezas pequeñas, con juegos armables, carritos en los niños menores de 5 años, porque las tragan y pueden obstruir vías respiratorias o las digestivas, por lo que es importante que lean las recomendaciones de uso antes de adquirirlo.

POB/PSC