El cierre para el gobierno de Estados Unidos entró en su tercera semana, luego de negociaciones entre el presidente Donald Trump y los legisladores federales, quienes buscan nuevas políticas económicas para el financiamiento del muro fronterizo con México.

El mandatario estadunidense espetó este domingo que él, así como Nancy Pelosi y Chuck Schumer, la presidenta de la Cámara de Representantes y el líder de la minoría demócrata de Senadores, respectivamente, podrían resolver el estancamiento sobre los fondos en 20 minutos, con disposición de los legisladores. “Si no quieren, va a durar mucho tiempo”, citó la agencia de noticias AP.

Se prevé que las reuniones presidenciales y legislativas continúen esta semana en la Casa Blanca y en la sede del Capitolio; por lo que a finales de la semana podría haber una resolución al caso de los recursos demandados por Trump.

Desde diciembre pasado, Donald Trump pidió 5,600 millones de dólares para construir el muro fronterizo con México; no obstante, los legisladores demócratas insistieron que no los proveerán. Ante ello, el presidente reiteró que todas las entidades de gobierno cerrarán para eludir al Congreso y conseguir los fondos.

Durante el cierre del gobierno norteamericano, los empleados de gobierno –principalmente demócratas – no han recibido sus pagos, por lo que Nancy Pelosi afirmó que se plantea que en los próximos días el Departamento del Tesoro –con las consideraciones legales – reabra para garantizar el reembolso de su dinero, a través del pago de impuestos.

En Twitter, el presidente Donald Trump exhibió una imagen muestra sobre el diseño terminal del muro fronterizo, en el que se prevé la instalación de picos, a fin de impedir el paso de personas.


POB/AAG