México es un país multilingüe, ya que aquí se hablan 68 lenguas indígenas que hacen de nuestra nación una de las que cuenta con mayor diversidad lingüística en el mundo.

Según la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más de 25 millones de personas en nuestro país se reconocen como indígenas, pero solo 7.4 millones, que representan el 6.5 por ciento de la población total de México, hablan alguna lengua indígena.

En el marco del Día Internacional de la Lengua Materna, proclamado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1999 para conmemorarse el 21 de febrero, nuestro país celebra esta gran diversidad.

Actualmente, la situación es preocupante, el 60 por ciento de las lenguas mexicanas está en riesgo porque no se le valora y no se difunde su práctica; además, su presencia se ha limitado a espacios íntimos como el hogar.

Según los datos del INEGI, de las 7.4 millones de personas que hablan alguna lengua indígena en nuestro país, 51.3 por ciento son mujeres y 48.7 por ciento hombres. Poco más de 6 millones son bilingües y 810 mil, únicamente monolingües.

Oaxaca, Yucatán, Chiapas, Quintana Roo, Guerrero, Hidalgo, Campeche, Puebla, San Luis Potosí y Veracruz son los estados en los que hay más hablantes de lenguas indígenas nacionales, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI).

Las lenguas que más se hablan en México son el náhuatl, con un millón 725 mil hablantes, seguido del maya con más de 859 mil, tseltal con 556 mil, mixteco con 517 mil, tsotsil con 487 mil hablantes, zapoteco con 479 mil, otomí con 307 mil y el totonaco, chol y mazateco con más de 200 mil hablantes.

POB/PSC