Las enfermedades gastrointestinales repuntan hasta 20 por ciento, durante la temporada de calor.

En el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) informó que las consultas aumentan de 200 a 230, por casos de diarreas, golpe de calor y deshidratación.

Lindoro Paredes Barrera, titular de Epidemiología del ISSSTE recomendó evitar el consumo de alimentos en la vía pública, lavarse las manos, no exposiciones prolongadas al sol y consumir más de dos litros de agua al día.

"Generalmente es como un 10 a 20% las enfermedades estomacales en la temporada de calor; en promedio llevamos 200, aumenta como a 220 230 consultas por diarrea".

--

POB/PSC