Del 2 al 5 de marzo, se llevará a cabo la edición 151 del carnaval de Huejotzingo, con la participación de 20 mil danzantes que representan a distintos personajes de la historia de México, quienes disparan mosquetones con salvas de pólvora mientras danzan en la plaza principal.

Serán cuatro días de carnaval, con la participación de danzantes quienes dan vida a diversos personajes como zapadores, indios serranos, zuavos, zacapoaxtlas y turcos, para representar diversas historias como el primer casamiento indígena en la religión católica.

Angélica Alvarado, presidente municipal de Huejotzingo, destacó que se trata de un carnaval lleno de simbolismo e indicó que se espera una derrama económica de 20 millones de pesos y que se ha implementado un amplio dispositivo de seguridad con la participación de la policía estatal y federal.

Pablo Aguilar, regidor de Turismo, Cultura y Relaciones Internacionales, precisó que el carnaval de Huejotzingo es, ante todo, un ritual ancestral que data de la época prehispánica, cuando Huejotzingo era un altépetl independiente al poderío mexica.

En aquel tiempo, se hacían ceremoniales para la buena cosecha y después, debido al sincretismo que tuvo lugar tras la evangelización, surgió el carnaval que es una fiesta con siglos de historia, aunque oficialmente cumple 151 años.

Pablo Aguilar mencionó que el carnaval de Huejotzingo es todo un acontecimiento, ya que combina los antiguos rituales mesoamericanos, con la épica batalla de Puebla del 5 de Mayo y diversos pasajes de la época colonial como el rapto de la hija de un corregidor y la primera boda de indígenas en la Nueva España.

Danzantes con vistosos trajes, música y pólvora, son los elementos principales de esta celebración ritual ancestral, una expresión cultural masiva que se convierte en una experiencia inolvidable, ya que se acompaña de una oferta cultural y gastronómica.

 

 


POB/PSC