Luis Miguel Barbosa, precandidato de Morena al gobierno de Puebla, aseguró tener las «manos limpias» y no haber sido «un canalla» con Martha Erika Alonso, cuando compitieron en el proceso electoral del 2018.

Para el morenista, la carta publicada este jueves por Martha Hidalgo, madre de la ex gobernadora, tiene «tintes electorales y políticos» que salen del Partido Acción Nacional (PAN).

En entrevista telefónica con la periodista Carmen Aristegui, mencionó que desde el momento del accidente, expresó sus condolencias a los familiares y amigos y sigue haciéndolo.

Refirió que el papel que jugaron ambos contendientes en el 2018 fue claro y a la vista de toda la gente, «nunca me porté como un canalla».

En su declaración, Barbosa Huerta puntualizó que la carta «está cargada de una intencionalidad política que está a la vista, y que desde un principio se manifestó por parte del PAN».

Posteriormente, en otra entrevista con el periodista Pascal Beltrán en Imagen Radio, Barbosa Huerta se unió al sentimiento de la madre de la gobernadora, «respeto mucho el dolor que puede sentir una madre sobre el descenso de un hijo».

Negó tener las «manos manchadas de sangre», como acusa directamente la señora Martha Hidalgo y argumentó que las investigaciones sobre el accidente aéreo sigue en curso, además de que él no está a cargo del caso.

Lo que veo yo en su carta es que alguien trata de capitalizar políticamente la muerte de Martha Erika Alonso, lamentó mucho que así sea(…) afortunadamente ya se tomó la decisión de abrir toda la información necesaria, para que se conozca el curso de la investigación (…) yo tengo las manos limpias y no acepto la afirmación que hace la madre de la gobernadora.

 

 


POB/PSC