El Ayuntamiento de Puebla realizó la Mesa de Seguridad y Justicia, en la que participan los tres órdenes de gobierno, la sociedad civil y las universidades.

Ahí se informó que durante la semana del 21 al 27 de enero de 2019, la Policía Municipal detuvo a 51 probables delincuentes, de los cuales 8 de cada 10 pagaron las consecuencias de sus actos, mediante un acuerdo reparatorio o en prisión. Además 1 de cada 3, aceptó consumir algún tipo de droga.

La alcaldesa, Claudia Rivera Vivanco, instruyó a la secretaria de Seguridad Pública y Tránsito, Lourdes Rosales, a no escatimar en el factor humano ni en recursos materiales para erradicar cualquier forma de corrupción dentro de la corporación, así como a capacitar a los elementos en perspectiva de género y también exhortó a los jefes de sector a involucrarse más con los elementos de su equipo.

"Apelo a su compromiso y confío en que la buena voluntad, coadyuve a limpiar las malas prácticas. No voy a tolerar actos como el de hoy, no debemos permitir que se manche el honor de los policías".

--

POB/PSC