A dos meses de la caída del helicóptero en el que viajaban Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, Marko Cortés, presidente nacional del PAN, asegura que no fue un accidente, sino un hecho provocado.

Aseguró que el silencio por parte del gobierno federal es “sospechoso” y que lo único que se puede pensar es que hay “mano negra”.

“Hay mano negra en esto que se quiso presentar como un accidente; hoy con las pocas evidencias que lo acrediten y al no tener un veredicto oficial y científico, a 60 días, no hacer ver que no fue un accidente, sino un hecho provocado”.

El líder panista mencionó que las investigaciones sobre el desplome del helicóptero Agusta “están estancadas” y eso no ayuda a dar certeza a la contienda electoral que vive Puebla, ante la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso.

Este miércoles, se supo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ha reservado por cinco años las grabaciones entre la aeronave y la torre de control del Aeropuerto Internacional Hermanos Serdán, ubicado en Huejotzingo, Puebla.

Sobre este tema, Florentino Alonso, hermano de Martha Erika Alonso, criticó la decisión de no difundir el audio.

 

 

 

--
POB/LFJ