En Puebla existen 12 profesores de diferentes regiones del estado -integrantes del Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP)- que permanecen cesados desde hace siete años por la Secretaría de Educación Pública (SEP) al haberse negado a aplicar las disposiciones de la Reforma Educativa, impulsada por Elba Esther Gordillo Morales y el presidente Enrique Peña Nieto.

Ante ello, el grupo de docentes solicitaron una audiencia con el gobernador Guillermo Pacheco Pulido, y con el titular de la SEP federal, Esteban Moctezuma Barragán, para solicitar su intervención en el caso que continúa en el Tribunal de Arbitraje del Estado de Puebla.

Miguel Guerra Castillo, vocero del CDMP. Foto: Agencia Enfoque.

En entrevista con Poblanerías, Miguel Guerra Castillo, vocero de los profesores cesados, indicó que la separación de sus cargos fue injustificada y responde a un conflicto político con el entonces gobernador Rafael Moreno Valle y la disidencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

“El laudo laboral (ante el Tribunal de Arbitraje del Estado de Puebla) está por emitirse y podría cancelar de tajo nuestra vida profesional y dar muerte a nuestros derechos laborales, consumándose una vez más un agravio al magisterio poblano”, dijo.

En 2012, 41 maestros de Puebla fueron despedidos de manera injustificada por el entonces gobernador Rafael Moreno Valle Rosas por negarse a aplicar la Evaluación Nacional de Logros Académicos en Centros Escolares (ENLACE). De ese grupo, nueve permanecen en esta situación, mientras el resto fue reinstalado, o bien, los docentes desistieron de continuar con el juicio aboral ante la presión del gobierno.

Foto: Arturo Alfaro Galán

En años posteriores, la negativa a aplicar la prueba ENLACE se extendió a la Evaluación Universal Docente y otros programas de la denominada Reforma Educativa, impulsada entre el gobierno federal y la líder nacional del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales.

Actualmente, el número de profesores y directores cesados en Puebla es de 12, “algunos de nosotros, por casi 50 años con expedientes limpios”, señaló Miguel Guerra Castillo.

Los maestros en esta situación son: Rigoberto Ortiz Martínez, de la Escuela Secundaria Benito Juárez García; Miguel Guerra Castillo, de la Primaria Benemérito de las Américas; Humberto Ramiro Arciga Martínez, de la Primaria Braulio Rodríguez; María Armenia Alejandro Izquierdo, de la Primaria Cuauhtémoc; y Eulogio Epifanio Solano Leal, de la Telesecundaria Ignacio Manuel Altamirano.

Asimismo, también están: Cecilio Aguilar Rodríguez, de la Telesecundaria Federal Emiliano Zapata; Moisés Tigre Aquino, de la Escuela Telesecundaria Lázaro Cárdenas; Teodulo Evodio Rangel Guzmán, de la Escuela Primaria Cinco de Mayo, Rodolfo Vázquez Hernández, de la Primaria Lázaro Cárdenas; Zenon González Aguilar; Octaviano Cruz García, de San Francisco Buenavista, en el municipio de Tianguismanalco; y Sirilaco Hernández Ramos, de la Escuela Telesecundaria Octavio Paz en Bosques de San Sebastián en Puebla.

“Solicitamos una audiencia para dar seguimiento a nuestro caso. Nuestro cese de las escuelas se debe a una cuestión política, en complicidad con el gobierno de Peña, de Elba Esther en el SNTE y de Moreno Valle en Puebla. Ahora que la Reforma Educativa va para atrás, creemos que no hay razón para que nuestra separación al cargo continúe, pues se demostró que la reforma no funcionó”, apuntó Guerra Castillo.

En noviembre de 2018, Juan Díaz de la Torre, líder nacional del SNTE, informó que el gobierno federal y la organización sindical acordaron la reinstalación de 1,250 trabajadores de la educación despedidos injustificadamente, a quienes se les otorgó el pago de sus prestaciones y salarios caídos por al menos 7 años.


POB/AAG